EL SURREALISMO EN LITERARTE DE ANA TRIVEÑO

Por Iván Prado Sejas*

Ana Triveño Gutiérrez es una escritora cochabambina experta en los relatos para jóvenes dentro de la literatura fantástica boliviana. Esta autora ha producido varias novelas que han tenido éxito entre los jóvenes por su versatilidad en la narrativa fantástica desde una vertiente universal, sin embargo, muchas de las historias relatadas ocurren en espacios y tiempos relacionados a la realidad boliviana. Ana Triveño ha escrito 7 novelas, como Luna de Apolo, Sibelle para Benjamín y Recuerdos del corazón perdido entre las más leídas y comentadas. Ha publicado  relatos en antologías de cuentos de Supernova, en webs y blogs de literatura.

Ana Triveño ahora nos presenta su primer libro de cuentos titulado Literarte, dirigido a un público mucho más amplio. Las historias podrán ser leídas por jóvenes y adultos, quienes podrán disfrutar de la lectura de los relatos.  Muy al estilo de Mario Bellatin, Triveño ingresa en varios de sus relatos en el surrealismo donde aparecen vidas paralelas, donde emerge la alteridad entre la vida y la muerte, entre la realidad y el sueño. La muerte aparece de forma cruda, cuando existe asusta, cuando desaparece, la normalidad emerge. En algunos relatos brota el conflicto entre parejas que están ahí y no están ahí. La no existencia surge como algo natural y se sobrepone sobre la existencia, algo similar a lo planteado por Rolando Albornoz. El fondo parece dominar sobre la figura, y los flujos existenciales son entrecortados.

En el relato “Su Sonrisa” la muerte aparece de forma inintelegible, deja una huella profunda, y luego se esfuma como si nunca hubiera estado ahí. Como consecuencia el personaje vaga en el espacio y al mismo tiempo está en la realidad, dando lugar a un mundo surrealista.

En los cuentos “Wachette”, “El Día en Que el Sol Brillo” y “Ella Está Cansada” emerge la muerte que se conjunciona con la locura. De nuevo, aparece el juego de la realidad y la irrealidad, entre padre-hija, entre madre-hija, entre ella y los ladrones. Mundos surrealistas surgen donde el lector ingresa para hallar una respuesta.

En el relato “El Juicio de la Palabra”, la autora dramatiza una historia que da lugar a un conflicto entre el lenguaje corporal y el lenguaje verbal. En el relato “Nada le importaba ya”, Triveño introduce elementos sobrenaturales en una historia de niños que viven una historia fantástica.

En el cuento “Sibelle”, la autora nos hace una especie de parodia de personajes que también se pasean en sus novelas. Los protagonistas de la historia viven momentos de obsesión, a tal punto que pierden su libertad. A momentos Sibelle parece vivir igual que Alicia en el país de las maravillas, pero después, ese mundo se transforma y ella pierde lo más preciado.

En el cuento “Otro día (a) normal”, Triveño crea y hace actuar a personajes disfuncionales. Lo onírico y lo real se juntan para crear un mundo anormal. En el relato “Deja que te cuente sobre Ámbar” la autora introduce elementos de horror. En la historia surge el amor hacia lo irreal, lo anacrónico y lo feo.

En el cuento “Entre Niños que juegan Prohibido Llorar”, aparecen nuevamente los elementos surrealistas donde predomina lo atemporal. La intencionalidad tiene efectos en la vida.

En los relatos “La Vecina” y, “El Perro Fiel”, Triveño juega con el voyerismo,  el instinto y la fidelidad improductiva.

En la obra aparece el relato “Diferentes” de Raúl Hernández como un ingrediente especial puesto que corresponde al género ciencia ficción. En este relato aparecen naves madre, androides, robots, megabibliotecas y toda una tecnología avanzada. El autor, tomando algunos elementos de su cultura, nos traslada al espacio- tiempo mejicano en una sociedad futurista donde algunas de las relaciones interpersonales emergentes reflejan una sociedad muy distinta a la actual, pero con los ingredientes emocionales de los humanos del presente. El cuento refleja la historia de un ser singular, que al final encuentra su complemento que llena su soledad.

El libro de cuentos de Ana Triveño Gutierrez resulta ser un collar de perlas que tienen su propio brillo y muestra la madurez lograda por una escritora que se ha formado en el tiempo a partir de una vida dedicada a la literatura fantástica. Este primer libro de cuentos de Ana Triveño  es el descubrimiento de una veta que seguramente seguirá explotando para beneplácito de los lectores,  jóvenes y adultos. Literarte es una obra para ser leída y para que el lector disfrute de las historias de principio a fin.

*Escritor, poeta, psicólogo, Presidente del PENCOCHABAMBA

*******************************************************************************

Ana Triveño Gutiérrez, nació en Cochabamba el 11 de septiembre de 1991, es Comunicadora de profesión, además de ejercer docencia en Comunicación y Lenguaje. Comenzó a publicar libros a los 17 años. Actualmente está casada, con ocho libros publicados y más por producir.

Novelas

Luna de Apolo 2009
Cazador de sombras 2010
La Muerte quiere morir 2011
Sibelle para Benjamín 2012
Canciones del corazón mojado 2014
Recuerdos del corazón perdido 2015

Libro de cuentos

LiterARTe 2017

Investigación

Identidades culturales en la literatura cochabambina 2014

 

 

Related Posts

La ciencia ficción en Bolivia: Resumen histórico

La ciencia ficción en Bolivia: Resumen histórico

II ENCUENTRO DE CIENCIA FICCION Y NARRATIVA FANTASTICA DE BOLIVIA

II ENCUENTRO DE CIENCIA FICCION Y NARRATIVA FANTASTICA DE BOLIVIA

“LA LANZA DE LONGINOS”: UNA ENTREVISTA A SISINIA ANZE TERÁN

“LA LANZA DE LONGINOS”: UNA ENTREVISTA A SISINIA ANZE TERÁN

Leave a Reply