Entrevista a Ronnie Pierola Gómez: Hacia una literatura neoindigenista

Ronnie Piérola Gómez, escritor boliviano, fue finalista del Premio Internacional Kipus, en su segunda versión, con su novela “Huari”. Con esta obra Piérola entra con pie derecho dentro de la literatura, mostrando una destreza y calidad para relatar una historia que rescata mitos y leyendas del mundo andino-amazónico. “Huari” es una novela que se destaca y se proyecta al postmodernismo dentro de la literatura, y muestra la alta creatividad que pueden tener los escritores utilizando “material” de las culturas indígenas. Asimismo, “Huari” sobresale como una obra neoindigenista en el ámbito de la literatura fantástica boliviana. Qué nos dice Ronnie Piérola al respecto de su novela:

Iván Prado Sejas para Amazing Stories.- ¿Qué te motivó a elegir mitos y leyendas de Bolivia para desarrollar la historia de tu novela Huari?

R.P.G.- Parte de la magia de la vida, es tomar las arenas del tiempo y ver los maravillosos relatos que se han formado a lo largo de la historia, los mitos y las leyendas son parte de este panorama, y por supuesto la leyenda del carnaval de Oruro es un elemento esencial que ha inspirado esta obra literaria.

La primera vez que escuché esta leyenda, yo era muy chico, y mi mente voló por sobre los arenales que una vez habían sido hormigas, y vi maravillado el sapo convertido en piedra, el lagarto hecho hoy pedrusco y la gigantesca serpiente cuyo fin se perdía en el horizonte; todos ellos parte de una tradición infinita de aquella ciudad altiplánica que siempre se enorgulleció de su carnaval.

Sólo el transcurso del sendero de la vida me daría los elementos adicionales, leyendas y tradiciones de otros lugares más distantes, y la creatividad propia, para lograr de esta historia una novela que extraiga una riqueza que espero sea identificada por el lector al pasar sus ojos por la tinta que reposa en las páginas de Huari.

A.S.M.- Los mitos y las leyendas se dibujan en el subconsciente colectivo, de tal forma que pueden permanecer por centurias o por milenios en la mente de las personas. ¿De qué manera,  consideras tú que los personajes y las situaciones que se muestran en Huari se proyectaran en la mente del lector?

R.P.G.- Todo amante de los libros vive, con los personajes de las historias que lee, sus aventuras, sus desgracias y sus amores, así es posible que uno viaje por las profundidades de los mares en el submarino del capitán Nemo, o que surque los cielos de Africa en una aventura de  cinco semanas en globo, o que escriba infinitas cartas de amor en los caribeños tiempos del cólera; lo mismo sucede cuando vemos el caso de las leyendas, que bien uno puede identificar en los dragones, gigantes, duendes y seres de distinta naturaleza que son parte fundamental de la cultura de nuestros países; y así uno podrá vivir, junto a estos seres de leyenda, las más fantásticas historias.

En el caso particular de Huari, el lector podrá encontrar en los inmensos osos jucumaris, en los monumentales cóndores, en los horribles succionadores y en las fuerzas mágicas que les rodean a un conjunto de personajes que reflejan tanto los vicios de nuestra sociedad como los más altos valores humanos, y así como espero que uno se enamore de los personajes principales, también espero que sienta el miedo y el dolor que provoca la presencia de los personajes más macabros de esta historia.

A.S.M.- Para ciertos escritores y literatos, de nuestro medio, los personajes que surgen de los mitos y leyendas son simplemente figuras decorativas y que no tendrían que prestarse para el desarrollo de tramas novelísticas “serias”, puesto que se correría el riesgo de escribir historias “simploides”. ¿Qué opinas sobre esta forma de percibir y de querer colocar la literatura fantástica en un plano inferior respecto a las otras literaturas?

R.P.G.- Soy un convencido de que los aportes literarios, provengan de donde provengan y sea cual fuese su naturaleza, son relevantes para el crecimiento de este maravilloso arte que se enfoca en hacer de las palabras algo bello, y bien puede ser El Principito con su rosa o puede tratarse de un trono de hierro en un continente imaginario, las tramas y los hilos del argumento nos permiten llegar a tierras desconocidas y a vivir aventuras increíbles; de este modo, la simpleza o complejidad de los personajes y sus argumentos, serán de interés único del lector, y éste será el que juegue al mismo tiempo el rol de actor y de juez, y verá satisfecha su necesidad en función al deleite que hubiese obtenido de la lectura que eligió.

A.S.M.- Rompiendo esquemas rígidos y estrechos, la literatura fantástica boliviana en este milenio tiene un inusitado crecimiento y es parte esencial de la nueva narrativa nacional, en ese contexto, el investigador Willy Oscar Muñoz señala que Huari  no sólo está dentro la fantasía épica sino que representa el desarrollo de una literatura postmoderna. ¿Qué opinas sobre esa apreciación? 

R.P.G.- Las nociones posmodernas tienen un desarrollo y evolución bastante amplio, surgiendo ya en los tiempos posteriores a la Segunda Guerra Mundial y evolucionando ampliamente con distintos trabajos que concluirán en movimientos tales como el realismo mágico, el teatro de lo absurdo y la literatura política; los nuevos aportes que podamos dar los escritores, se van sumando a dichas clasificaciones, y nos permiten contar con un abanico de más posibilidades y mayores opciones para el usuario final: el lector, y si bien es cierto que las visiones son distintas y se adecúan a cada contexto y a cada país, puedo afirmar que el proceso evolutivo de una literatura posmoderna, que se está presentando en distintos niveles en el trabajo escrito de autores contemporáneos bolivianos, es un hecho innegable y que representa un avance en la cultura nacional.

A.S.M.- En muchos de los mitos y leyendas está presente la dualidad positivo-negativo (bien-mal), y la misma emerge con fuerza en algunas novelas.  ¿Cómo se maneja el tema de la dualidad en Huari?

R.P.G.- La vida es un constante equilibrio, una suerte de fórmula matemática que muchas veces ingresa en desbalance, en las obras literarias, sucede lo mismo, y es precisamente en esos momentos que se hace necesaria la intervención de ciertos personajes especiales, llámense protagonistas, que logran retomar el necesario balance que precisa el mundo o el argumento.  Éstos fluctuantes movimientos, pueden ser el bien y el mal, el amor y el odio, el poder y la bondad, en resumen todos los contrarios en conflicto, y es así que éstas dualidades están presentes en mi trabajo, evocados en diferentes personajes que hacen del argumento una lucha por retomar una armonía, ya sea bajo la perspectiva de los unos o de los otros.

En mi novela se puede encontrar, reflejado en un personaje tan interesante como Huari, la ausencia inicial de maldad y bondad, postura que adquiere sus propios matices según avanza la trama y que refleja la influencia de la perspectiva humana de la religiosidad, que le tacha de demonio, aunque defiende -en el fondo – argumentos justos; por su lado, Inti Wara, que vendría a ser la evocación del bien, tiene dentro suyo también la lucha constante entre aquel amor prohibido y las consecuencias que pueden derivar de éste y aquello que considera justo, incluido el amor por su pueblo, pero que puede derivar en la tiranía del hombre sobre el planeta; finalmente, el mismo ser humano, reflejado en su sociedad y en sus costumbres, también lucha por evitar ser el malvado que vaya a destruir el mundo, pero no puede evitar llevar consigo esa carga de destrucción que pareciese una terrible maldición.

A.S.M.- En Huari, aparece Inti Wara como una cabecilla (heroína) para enfrentar al mal.  ¿En qué medida tu obra hace un equilibrio en los roles de la mujer y el varón?

R.P.G.- El tema de género, es un elemento presente en Huari, evidentemente su inclusión, como parte de ese equilibrio necesario entre hombres y mujeres, es parte fundamental de una necesidad que ahora no solamente pide, sino demanda, igualdad en los distintos escenarios del mundo, incluida la literatura.

En la novela, los dos personajes centrales, reflejan este balance, y podrá encontrar el lector, como eje temático del argumento, un mensaje transversal en torno a este aspecto.

A.S.M.- Las armas mágicas son herramientas  para la defensa y ataque, y dentro  tu obra son las que resuenan y definen las batallas. ¿De qué manera  crees tú que esto puede resonar en el  pensamiento mágico del lector?

R.P.G.- Los elementos extraordinarios son un aporte dentro la narrativa, evidentemente haciéndo de lo fantástico algo mágico y digno de deleite, en mi novela sucede similar cosa, existen diferentes elementos de la fantasía que constituyen aportes para las misiones o roles de los personajes principales.

Aquello que resulta fabuloso, sea ésta un arma o un hechizo o incluso una leyenda antigua, nos arranca de nuestra realidad y nos permite volar sobre escenarios increíbles que nos permitirán disfrutar de una lectura que agregue deleite a nuestras vidas.

A.S.M.- El amor es otro ingrediente que emerge en tu obra, y genera una situación paradoxal. ¿Puede el amor cambiar la historia del planeta? 

R.P.G.- Considero que el amor es un elemento fundamental en la existencia del ser humano, no necesariamente el amor clásico de pareja, sino un amor profundo por diferentes cosas, inclusive la humanidad o la naturaleza.  En el caso particular de la novela, este amor es el que al final llega a romper el balance que se supone que existe inicialmente en los dos bandos que hacen a la narrativa, y es también el elemento fundamental por el cual, al final, se llega a una conclusión como la que se ve en la trama.

Me animo a afirmar que el ser humano, en todas las artes, ha nacido y es sujeto del amor y vive por él y para él.

A.S.M.- En tu novela utilizas palabras en quechua que contextualizan de manera directa el cosmos andino. ¿De qué forma consideras tú que usar el lenguaje original, en los nombres y en ciertas acciones,  le da más brillo a la novela?

R.P.G.- Considero que le da una identidad propia, sobre todo porque permite al lector respirar ciertos elementos de origen local, especialmente de los valles y los andes, y esto facilita que el lector se ubique de mejor modo en un contexto imaginario en el cual llega a contextualizar el argumento que se expone.

A.S.M.- En el segundo encuentro de literatura fantástica y ciencia ficción de Bolivia realizada en Cochabamba en 2016, Miguel Sequeiros, Edgar Sandoval y Miguel Kunturi presentaron trabajos de investigación de personajes míticos de las zonas de los andes, valles y llanos y alguno comparó con personajes míticos universales. ¿En qué medida Huari representa una recuperación genuina de los mitos y leyendas nacionales para transformar esa información en novela?

R.P.G.- Para lo que significa el trabajo de Huari, he acudido a la investigación de diferentes tradiciones y leyendas de nuestra región, en todos los casos, estas fantásticas historias han sido manejadas respetando su eje fundamental, pero no pude abstraerme de incluir mi propia cosecha para darle así una coherencia argumentativa que era algo esencial para la novela

A.S.M.- Hubo una época en la que surgió la literatura indigenista en Latinoamérica con relatos que mostraban al indio como un sujeto subyugado, en la literatura fantástica neoindigenista el indígena es protagonista (héroe, heroína, líder malvado, bruja malvada, etc.). En Huari, lo fantástico neoindigenista surge con mucha intensidad. ¿Cómo ves el futuro de una literatura fantástica neoindigenista dentro de la narrativa fantástica boliviana y Latinoamericana?

R.P.G.- Cada vez se ve con mayor impulso el aporte literario de diversos autores en sentido de mostrar al indígena boliviano como personaje protagonista, ya no subyugado o sujeto a los caprichos de un tercero, sino apropiado de su propio destino y un futuro en el cual puede ser no solamente el apoyo de un personaje adicional, sino el actor fundamental de un argumento central.  En esa misma lógica creo que mi novela también rescata esa visión, una imagen que proyecta un país que por sí mismo brilla y se siente orgulloso de sus tradiciones y sus leyendas, y, por qué no decirlo, de su gente.

A.S.M.- Considerando que no existe literatura neutra, y que cualquier relato tiene una incidencia en la percepción o conducta del lector, ¿existe una intención pedagógica con Huari? ¿Y qué gana la literatura boliviana con tu obra?

R.P.G.- Con la novela se pretende formar valores de distinto tipo, al mismo tiempo persigo despertar un sentimiento crítico respecto a nuestro rol en la humanidad; Huari es un trabajo que pretende tanto hacerte soñar como darte una reflexión profunda en torno a la responsabilidad que tenemos con nuestro mundo.

Cuando uno lee la novela se da cuenta que, en el fondo, los personajes considerados malvados, tienen razón en sus argumentos de fondo, si bien la forma en la que lo expresen es totalmente errada.

Considero que mi obra es un aporte  importante para cualquiera que lo lea, me encantaría, en especial, que lo puedan disfrutar las nuevas generaciones que son las que deben sentirse orgullosas de sus tradiciones y leyendas.

A.S.M.- ¿Cuáles son tus proyectos futuros en el ámbito literario?

R.P.G.- He concluido recientemente un libro de cuentos que está escrito dentro ámbito del realismo mágico que será presentado en octubre, y a la par he comenzado el trabajo en un par de nuevas novelas. Espero pronto presentar renovadas letras que puedan representar propuestas positivas para mis lectores.

*Ronnie Piérola Gómez es autor de Huari, novela finalista del Concurso Internacional de Novela Kipus 2016. Es abogado de profesión, docente universitario en la universidad estatal y se dedica a actividades empresariales privadas. Recientemente ha terminado un libro de cuentos escrito bajo los lineamientos literarios del realismo mágico. Su novela Huari ha sido editada por el Grupo Editorial Kipus el 2017.

Related Posts

UNA DISTOPIA IN EXTREMIS: Entrevista a Ronald Rodríguez Gonzáles

UNA DISTOPIA IN EXTREMIS: Entrevista a Ronald Rodríguez Gonzáles

Les articles populaires d’août 2017

Les articles populaires d’août 2017

SUPERNOVA, UN NUEVO IMPACTO

SUPERNOVA, UN NUEVO IMPACTO

Leave a Reply