Reseña de Libro: Los Jinetes del Recuerdo de Antonio Mora Vélez

Los jinetes del recuerdo
Antonio Mora Vélez
Collage Editores

No es muy seguido que llega un libro de poemas de ciencia ficción. Es por eso que recibí con mucho agrado este libro de Antonio Mora Vélez. Hace algún tiempo le hicimos en Amazing Stories una entrevista tanto al autor, como al traductor de la obra en inglés, pero aún no había llegado a mis manos el libro. Es por eso que recién hago la reseña de este poemario que contiene unas potentes metáforas que nos hacen reflexionar sobre la condición humana.

Este es el tercer libro de poemas del autor. Ya antes ha publicado Los caminantes del Cielo (Ediciones Cecar, Sincelejo, 1999) y El Fuego de los Dioses (Ediciones Cecar, Sincelejo, 2001). El autor clasifica sus poemas en cósmicos, apocalípticos, míticos, esotéricos y antrópicos. Para él los poemas cósmicos son los que definen o describen un cuerpo del micro o del macrocosmos, utilizando el lenguaje de la ciencia que así se transforma en poético. Los apocalípticos advierten a la humanidad de los peligros de la extinción ya sea de una especie, del planeta o del universo. Los míticos reinterpretan un mito, una leyenda o inclusive la historia al agregar o sugerir pruebas de vida extraterrestre. Los esotéricos explican racionalmente viejas historias de religiones o comunidades espirituales. Finalmente los antrópicos están dedicados a personajes destacados.

El poema introductorio Revelación nos muestra que todo se rige por una regla de macro y micro, es decir que lo que sucede a pequeña escala, también sucede a gran escala y viceversa. De esta manera el autor señala el tono del poemario.

El primer poema apocalíptico es Los jinetes del recuerdo, título que me hace pensar a los famosos Heraldos negros del poeta peruano César Vallejo, los que a su vez hacen eco a los jinetes del apocalipsis. Pero si Vallejo nos muestra un apocalipsis personal, Mora Vélez nos muestra uno cíclico, que repite una y otra vez en la historia de la humanidad, pues mientras el hombre sea tan soberbio, volverá a cometer los mismos errores históricos, pues seguirán “[…] buscando la palabra perdida/que nos condujo a este laberinto/de piedras y vigas solitarias.” (La palabra perdida) y no saldrá de esa noche mental que llega […] para vestir de negro los colores/y almacenar las ilusiones de los hombres […]” (La hoja que se muere). Hay una gran crítica pues a esas grandes potencias que no se detienen ante nada para lograr más poder y son las causantes de diversos apocalipsis. Hay sobre todo una gran crítica a los Estados Unidos, criticado por su frivolidad como se manifiesta en Apocalipsis XVII, cuyo epígrafe dice “A Hollywood, factoría de ilusiones”, pero también criticado por su violencia, como se manifiesta en el poema Cuando la lluvia…, cuyo verso “La soberbia del águila desató la furia/del hidrógeno y ensombreció el paisaje”, evidente referencia a la bomba atómica lanzada a Hiroshima.

Pero Este país no es el único que ha causado apocalipsis, la terrible conquista de América también es señalada, por ejemplo en el poema Apocalipsis XVIII: “Llega a los predios alarmados/del ancestro,/destruye los mares y las rocas/los animales y las plantas/ y sepulta para siempre/los sueños de los soberbios/e ilusos hijos/de la serpiente emplumada”.

Sin embargo hay una esperanza para que el hombre no pierda su humanidad ante el horror y es el arte; su último refugio, como el poeta nos manifiesta en su poema Una suave caricia después del estruendo.

Los poemas cósmicos tienen otro tono, nos muestra que a pesar de todo, la vida continúa. Los mismos títulos: Esperanza, Las fuerzas del cosmos…, nos lo demuestran. El mensaje es claramente humanista y nos hace ver que es esta continuidad que define al ser humano, el no darse por vencido, el encontrar la manera de seguir: “[…] y en el cerebro del Hombre,/el pensamiento,/maravillosa conjunción fr/moléculas y células/ que sintetizan/toda la aventura del mundo.”Lo contrario, la inmovilidad tiene consecuencias desastrosas pues la extinción completa. Es así que El planeta condenado no se detiene pues “La cercanía del fuego de tu estrella no te arredra/porque tienes el valor de las substancia. […] que llevan el mensaje de tu suerte a otros planetas […]”. Aún en la muerte, nuestra substancia puede ser aprovechada por otros.

Aunque el poema La fuerza del cosmos está dedicado a Stephen Hawking, es El multiverso 2 que encontramos una clara referencia a su libro The universe in a nutshell. Hay también un poema dedicado a Carl Sagan: ¡Qué gran desperdicio!

En cuanto a los poemas esotéricos, la mayoría hablan de los masones (Arquitecto, El Compás, A Hiram Abíf…), del anticristo (Anticristo) o de Dios (¿Quién eres?).

Es aquí donde vemos esa relación entre el macro y micro que nos señala el poema inicial, como se puede leer en el siguiente verso: “Así como es abajo, es arriba./Somos hijos de la misma fragua […](Arriba y abajo)
Hay versos muy hermosos en los poemas, cuyo contenido también podría ser calificado de humanista; pero el tono “teoría de la conspiración” hace que no me haya sentido muy cómoda leyéndolos.

Lo mismo me sucede con los poemas míticos. En este caso hay mucha referencia a las teorías de los antiguos astronautas, que no puedo dejar de considerarlos irrespetuosos para las culturas a las que se hacen referencia. Es como si se nos dijera que no pudimos hacer esas grandes cosas solos pues no somos lo suficientemente inteligentes, que es obvio que tuvimos que recibir ayuda de fuera. Se hace referencia a Tikal, a la cultura mochica, a Noé y por supuesto a la Atlántida. Estoy segura que a algunos les parecerán poemas no solo bien escrito, sino manifestaciones de lo que piensan. Yo prefiero quedarme con la fuerza poética, pues como repito, los antiguos astronautas no me convencen ni me convencerán. Si alguna teoría de la conspiración creo, es la de que las culturas occidentales  tratar de minimizar a las otras culturas  alegando un origen extraterrestre, es parte de ello.

Los poemas antrópicos son tres y están dedicados a Einstein, Pitágoras y Teihard de Chardin. Es sobre todo el de Einstein en donde el autor nos manifiesta con un ejemplo el objetivo de transformar en poético el lenguaje de la ciencia. Si la poesía es el dominio de la palabra, creando una armónica belleza entre ellas, entonces en la armonía de las leyes científicas también podemos encontrar esa belleza: “Después de ti / el espacio se convirtió / en una malla plegada y espumosa / cimbreada por las moles / que le brotan.”

El poemario termina con Poemas de la tierra, llamados así pues su contenido no hace nada de referencia a la ciencia ficción.

Sin embargo encontramos muchos de los mismos temas. Así en La Bestia, se critica nuevamente a las naciones que en su ansias de poder, causan múltiples apocalipsis: “La Bestia ataca con su odio a Scherezada […] desbarata las huellas de amor / de las danzas sufíes.” La globalización, por deshumanizante, es también criticada en poemas como Marionetas asesinas Ahora o Clase de dibujo.

El poema A mis hijos, es una especie de manifiesto y arte poética no exento de humor: “Que no me gustan las colas de las oficinas/así en ellas haya colas como la de Jennifer López.” Pero que nos muestra ese humanismo que vemos a lo largo del libro: “Que me aterra la violencia / de que ha sido y es capaz la sinrazón humana.”

De todo el libro, es en esta parte que encuentro mi poema favorito: Usted, en el que el autor nos manifiesta que al final el poderoso, el soberbio, no puede nada contra la muerte.

El poemario cierra con el poema A veces me dan ganas…, que contiene un hermoso mensaje final del autor: “A veces me dan ganas de decirle / a la parca que la espero / en el lugar que elija, / incluso en el vórtice del fuego […] Pero la poesía no me deja, / está empecinada en utilizar mi llanto, […]

 

Related Posts

Fátima Rodríguez Serra—Arte Óptico-Poesía por M. C. Carper

Fátima Rodríguez Serra—Arte Óptico-Poesía por M. C. Carper

Audiobook Review: Cosmos by Carl Sagan

Audiobook Review: Cosmos by Carl Sagan

Bieber to go to Space!  Who should be Next?

Bieber to go to Space! Who should be Next?

Leave a Reply