Amazing Stories

fs1Susana Sussmann para Amazing Stories Magazine: Hace tiempo pude leer un libro tuyo llamado Piedras Lunares con varios cuentos, entre los cuales destacaba uno de corte fantástico. ¿Recuerdas ese cuento?

FS: ¿Sería El merodeador invisible?

ASM: Ese mismo es. Háblanos de ese cuento y de lo que había en tu cabeza cuando lo escribiste.

FS: Sí, recuerdo que originalmente lo había pensado como un monólogo. Es lo único que he pensado para el teatro. Pero terminó siendo un cuento.

Pensaba en mostrar otras formas de maldad, de profanar la privacidad, de dañar de un modo más sutil. Hay algo de voyeur en mi personaje, pero también está la invisibilidad de la miseria. Los tímidos se sienten invisibles, los que han nacido en la pobreza se sienten invisibles. Hay gente invisible en el mundo.

Quise proyectar eso: la invisibilidad existencial que a muchos lleva a actuar de manera violenta en el mundo. Este hombre que se siente invisible pero también impuro, busca ensuciar la belleza, la pulcritud de la sociedad que detesta.

Si lo vemos así, es un cuento con una fuerte carga social. No sé si ha sido leído de esa manera.

ASM: Justamente veía yo hace unos días un video sobre eso. Unas personas se vestían como indigentes y sus propios familiares no los reconocían. Les pasaban por al lado sin verlos. ¿A esa clase de invisibilidad también te refieres?

FS: A esa, por una parte, y también la de aquellos que se sienten poca cosa ante el barullo de los más fuertes, de lo que hablan en voz alta, de los que siempre dicen tener más y lo muestran ante el mundo, de los que creen siempre tener la razón. Estamos llenos de gente que grita sus razones, sus verdades. Quien se detiene a pensar, quien duda, quien no tiene grandes seguridades, ese pasa por invisible.

ASM: Ah, pues sí, esa invisibilidad la he sentido yo. Antes mencionaste que este cuento tenía una fuerte carga social. ¿Qué nos puedes decir sobre la carga social de Las aventuras inéditas de Teófilus Jones? Según entiendo no pretendías hacer una obra distópica, pero fue eso lo que te salió, a pesar de su componente fantástica relacionada con el gato, el alma y la profecía.

fs3FS: No me gusta ponerle etiquetas a lo que estoy escribiendo, porque no me gusta limitarme. Voy cuidando y agregando en la medida que creo sobre el papel. Las etiquetas vienen después. Yo simplemente quería escribir una historia con un gato y con un policía inepto, inspirado en parte por Memorias del subsuelo, 1984, Monty Python, y autores como EduardoLiendo. Quería que la estructura policial se resquebrajara, fracasara. En ese sentido, podemos decir que busqué escribir un fracaso de novela.

ASM: Pues creo que lo lograste y te felicito por ello. No hay nada más satisfactorio que lograr el objetivo que uno se ha propuesto al inicio de la escritura. Alguna vez dijiste en tu blog que alguien te describía como un hombre que dormía con pijamas de superhéroes. De Superman, creo que fue, y tú dijiste que mejor sería de Spiderman. A lo que voy es que conocemos tu gusto por los superhéroes, y por elllo nunca me sorprendió leer tus poemas con ellos como protagonistas. ¿Qué puedes decirme respecto a ellos?

FS: Los héroes son los huérfanos de Dios. Pero hay que tener cuidado, esos súper héroes sólo existen en un mundo ideal donde están claras las reglas del juego, donde está muy claro quién es el malo y quién es el bueno. El problema de los hombres que se creen héroes es que empiezan a creer que todos lo que les rodean son malvados. Allí, se cae en el delirio y en la estupidez. Batman, en este mundo, sería un hombre delirante que va por las calles desnudo, enmarañado, con el pene erecto masturbándose en las esquinas.

ASM: No lo copio. ¿Por qué Batman sería así?

FS: No se puede trasladar a este mundo tan complejo una simple taxonomía del bien y mal. Quien hace eso en este plano termina en el delirio, loco de manicomio o de avenida, o convirtiéndose en dictador de un país, incluso en torturador. En un nivel menos exagerado, puede terminar solo lanzando gritos al desierto, considerando que todo el que lo rodea es su enemigo. Ser un Sócrates moderno es muy difícil, sobre todo si, al contrario que Sócrates, se considera que se puede devolver mal por mal. El blanco y el negro, las ideas muy seguras de sí mismas, las moralidades muy seguras de sí mismas, nos llevan a los horrores más profundos de la raza humana.

ASM: Concuerdo contigo. ¿Llegaremos a ver tus poemas sobre superhéroes compilados en algún libro?

FS: No sé, espero que sí. Por los momentos, los reviso siempre que puedo.

ASM: ¿Compartirías alguno con nosotros aquí y ahora?

FS: Pues claro, con gusto. A ver, espero que disfruten el siguiente.

The Crow

fs2El dolor busca las azoteas,
las noches, las alas negras,
y contra el destino medita revanchas.

El pasado es su exilio,
esa tierra de amores muertos,
por donde avanza hacia el fondo
de las cosas vacías, sin alma.

El dolor daña, a la espera
de la redención daña,
y siempre pero siempre,
conoce la derrota,
la condena.

El dolor es el amor sin casa.

ASM: Qué hermoso y qué oscuro es. Gracias por compartirlo. Te tengo una última pregunta y la más importante de todas. ¿Duermes con pijama de Spiderman?

FS: Jajajajajaja. No, no he conseguido ninguna. Sí duermo con una franela que tiene a Tesla. Tesla es un héroe, sin duda.

ASM: ¡Es el mejor! Te agradezco mucho en nombre de Amazing Stories por haberme concedido esta entrevista.

FS: Te regalo otro:

Batman

La locura nunca te deja, pactas con ella
y de vez en cuando le abres la puerta.

Reverente, da un paso hacia afuera
y te hace creer que mandas.

ASM: Gracias.

FS: ¡De nada! Gracias a ti por la entrevista. Espero que haya sido satisfactoria.

ASM: Mucho. Esperaremos con ansias tu próxima obra.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.