Amazing Stories

Lacrimus Fábula I – La Ira de Barserker

Laura Elena Cáceres.

La escritora mexicana Laura Elena Cáceres, una apasionado de la literatura fantástica ha realizado una reseña de un libro de ciencia ficción y fantasía de un autor de Monterrey Nuevo León, el siguiente texto fue elaborado y leído por ella en la presentación de dicho libro en la Feria Internacional del Libro de Monterrey. Y nos ha autorizado publicarlo.

“Héctor Daniel Martínez y “Lacrimus Fabula Uno: la ira de Berserker” entraría en la tradición de las novelas de fantasía, y podemos desarrollar sus características con contenidos con los que nos podemos relacionar.

El dicho de “cada cabeza es un mundo” aplica considerablemente en el género puesto que esas son sus características, nos pide la suspensión de la incredulidad desde el momento en que nos acercamos, es decir, que cortamos toda atadura con la realidad para que nos adentremos en otro mundo que proviene de un gran desarrollo que se ha unido a las nociones mitológicas que siempre nos apremian, pues aunque en esta zona geográfica en particular estemos inmersos en lo práctico y se nos insista a que la imaginación o las nociones relacionadas a leyendas y mitos particulares no son más que tonterías, la fantasía nos permite construir esa identidad.

Carl Gustav Jung, quien fuese compañero y alumno de Sigmund Freud, ha dicho que la sociedad moderna tiende a pensar en los sueños como el tiempo de la tontería, o el de la pérdida del tiempo, y que al obligarnos a alejarnos de los arquetipos y los símbolos que dan explicación a nuestra manera de interpretar el mundo, nos hace sentirnos alejados o disociados del mismo, y que por lo tanto al limitar la creatividad o hacer menos la imaginación tendremos un malestar como sociedad que repercute en lo colectivo e individual, lo que lleva a depresiones, histerias y otros males que se pueden resolver desde las artes, pero que no se puede explicar su funcionamiento como si se tratase del ensamble de una fábrica o una maquiladora de mentes, pues los procesos creativos nunca serán así.

Con esto también se explica y reitera la tradición de contar historias de mundos fantásticos, todas las sociedades han tenido necesidad de explicar su mundo mediante la imaginación, y aunque ahora ya podemos tener los instrumentos de medición de la realidad en el método científico y en el uso de la crítica y la racionalización, también es bueno tener el complemento de la creatividad e imaginación, muy necesarios en la actualidad donde hay muchas problemáticas que requieren soluciones que salgan de actos espontáneos y que se puedan repetir y probar.

En el caso de la literatura, aunque no busque solucionar el mundo, lo trata de explicar a su manera y conectar con la sociedad, comenzando con quien la crea y quien la recibe como lector. Podemos tener las referencias más evidentes, empezando desde autores ingleses como Tolkien y C.S. Lewis, o los norteamericanos Frietz Lieber y Harry Otto Fischer. También podemos agregar al desconocido investigador chileno Carlos Alberto Molina, quien fue capaz de acercarnos la novela de origen chino “Viaje al Oeste, las aventuras del Rey Mono”, del cual se han retomado muchos elementos que llenan la cultura pop, incluidos películas, animes y videojuegos, y que se pueden notar en la novela que ahora estamos presentando. Acercándolo a nuestra localización, también hay una tradición muy rica en creadores de mundos ajenos al nuestro, tal es el ejemplo cercano de Andrea Saga y Nora Cayetano, quienes también han aportado a la literatura de la fantasía en Monterrey desde hace algunos años.

Se estarán preguntado ¿para qué hacer mención de estas referencias y autores? Pues para probar en parte las conexiones del autor con otros puntos referenciales que le han servido para poder partir a difundir su obra.

En el caso de Héctor Daniel Martínez, él creó un mundo en un futuro muy lejano, donde la tecnología ha avanzado tanto que los viajes entre galaxias son posibles, pero donde también recuperan el conocimiento de la magia y el misticismo, es ahí donde existe el culto a tres dioses, los primeros que desarrollaron esos universos conocidos, el personaje principal de la novela, Starker Breid, es apenas un niño que vive con su madre y un padre ausente, desde las primeras páginas deja claro que quiere ser un Sora, una especie de guardián del universo para proteger a las personas de cualquiera que sea el mal que se acerque, en este caso los Oblivion, una raza que insiste en destruirlo todo.

Sus aventuras comienzan con el intento de secuestro de la princesa Madchen, este evento desarrollará la historia más adelante, y pondrá en su camino a la maestra Katara, quien enseñará a Starker sobre la amistad, la lealtad y el espíritu de lucha. Cabe destacar que dentro del universo que creó, existen infinidad de naves, rangos de milicia, de lucha y de oficios, de culturas y razas que comparten esta exploración, también está la maquinaria como los hipodroides que se hacen lechuzas voladoras, sin olvidar los hechizos que usan los Sora para defenderse y atacar”.

Laura Elena Cáceres.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.